Nicanor Piñole Retrato de Fermín Canella Secades

Núm. de inventario
196153
Cronología
c. 1941
Técnica
óleo
Soporte
lienzo
Medidas
111x90 cm

Se trata de uno de los pocos retratos sedentes que componen la Galería de Rectores.

El rector Canella posa delante de una estantería llena de libros, mirando al espectador e interrumpiendo la actividad que se adivina que mantenía, la lectura de unas cuartillas que sujeta con ambas manos con los codos apoyados en los brazos del sillón.

En esta obra hay también una clara referencia a la ciudad de Oviedo, de la que fue cronista oficial, a través de la inserción de una imagen en la que se aprecia la torre de la catedral. El autor, con la conjunción de todos estos elementos, logra colocar al personaje en un cierto ambiente de intimidad y lo aleja de la neutralidad que percibimos en los retratos anteriores. La referencia a su cargo académico viene dada, como en los otros casos, por la indumentaria propia de los rectores: toga y muceta enteramente negras con las puñetas en blanco y la medalla esmaltada que cuelga de un cordón dorado, complementados estos símbolos con el birrete negro que descansa sobre una mesa y bajo la imagen de la catedral.

La indumentaria académica fue regulada por la reina Isabel II a mitad del siglo XIX, unificando su uso y forma para todas las universidades españolas.

Fermín Canella Secades fue catedrático de Derecho Civil y rector de la Universidad de Oviedo de 1906 a 1914, además de su cronista oficial y autor de la obra Historia de la Universidad de Oviedo. Formó parte del llamado Grupo de Oviedo, constituido por profesores de la Universidad de Oviedo que pusieron en marcha una serie de medidas pedagógicas y educativas basadas en la idea de la regeneración del país a través de la enseñanza.

Este cuadro responde a la tradición universitaria de retratar a los rectores una vez finalizado su mandato y entronca directamente con la conocida como Iconoteca Asturiano Universitaria, perdida en su totalidad en el incendio de la Revolución de Octubre de 1934, en la que estaban retratados algunos de los personajes que habían trabajado a favor de Asturias y de su Universidad.

Nicanor Piñole nació en Gijón en 1878 y murió en la misma ciudad en 1978. En 1892 se trasladó a Madrid para iniciar su formación artística en la Academia de Bellas Artes de San Fernando. Regresa a Gijón en 1902 tras pasar temporadas en París y Roma. Fue un gran paisajista y retratista e incorporó a su pintura romerías y escenas de carácter popular resueltas con gran maestría. Su producción como pintor puede adscribirse al postimpresionismo. Está catalogado, junto con Evaristo Valle, como uno de los artistas más destacados dentro de la "Escuela de Gijón". Actualmente en esta ciudad existe un museo monográfico de su obra.

Esta pieza, pintada a partir de fotografías, fue donada a la Universidad por la hija del pintor tras la pérdida de toda la pinacoteca universitaria en el incendio de la Revolución de Octubre de 1934.

Texto y catalogación: Ana Quijada Espina

Referencias bibliográficas
  • QUIJADA ESPINA, A., R. RODRÍGUEZ ÁLVAREZ y S. VÁZQUEZ-CANÓNICO COSTALES (2004) Bienes culturales de la Universidad de Oviedo. Oviedo: Universidad de Oviedo.
  • VALLAURE, E. M. (1988) Personajes Asturianos. Retratos para la historia. Oviedo: Museo de Bellas Artes de Asturias.
  • VV.AA. (2008) Tradición de futuro. Exposición cuatro siglos de historia de la Universidad. Oviedo: Universidad de Oviedo.
Fuentes documentales
  • Actas de la Junta de Gobierno de la Universidad de Oviedo. Sesión de 9 de julio de 1943.
  • Actas de la Junta de Gobierno de la Universidad de Oviedo. Sesión de 15 de septiembre de 1943.
Ubicación en el planoUbicación de la obra en las instalaciones de la Universidad

 

 

  • Universidad de Oviedo
  • Campus de Excelencia Internacional